Hace unas semanas atrás empecé a notar ciertos cambios en el comportamiento de #AnaTerremoto y aunque al comienzo notaba que eran cosas que ella ya había dejado de hacer, yo no estaba muy clara de lo que estaba pasando.

Regresamos a los berrinches (los cuales ya CASI no pasaban) todos los días, empezó a pedir que le dieran de comer o a comer con las manos (ya comía solita), empezó a tener accidentes (orinarse encima) más a menudo, empezó a hablar como bebe y señalar cosas, quiere estar cargada casi todo el tiempo y que la apapache a cada rato. Todas cosas que ella hacía cuando estaba más chica pero que no hacía o casi no pasaban.

Han sido semanas super difíciles, y a mi en lo particular me ha costado mucho entenderla y tratar estos comportamientos sin perder la paciencia. Por más que he investigado y leído por todos lados me sigue costando no perder la paciencia aunque trato de entender que mi bebe está pasando por un cambio muy grande que no sabe lidiar, y es que el hecho de que ya se acerca poco para la llegada de Abigail le ha causado algo de estrés.

brothers-457237_1920

 

¿Qué son las regresiones? ¿Por qué pasan?

Las regresiones son llamadas así pues los niños regresan a comportarse como bebes luego de ya haber superado la etapa. Estas regresiones son super normales y mucho más comunes de lo que crees, lo cual implica que no soy la única pasando por esta etapa.

Las regresiones tienden a pasar porque el niño esta pasando por algo que le está causando estrés:

  • Venida de un hermanito
  • Separación/divorcio de padres
  • Inicio de clases
  • Muerte de alguien cercano
  • Problemas en la relación de los padres
  • Demasiado estrés de parte de los padres

Todas estas situaciones, aunque comunes, le causan algún tipo de estrés al niño por más que creamos que los estamos cubriendo de ellos y por ser tan chicos y aún no entender lo que está pasando en sus vidas reaccionan comportándose como lo hacían antes porque les da seguridad.

¿Como sobrellevarlas?

Lo más importante de todo es que no perdamos la paciencia, por más difícil que sea y créeme lo digo por experiencia, porque no termina bien. Es super importante que tu hijo sienta que estás para el y sienta tu apoyo, ojo siempre tomando en cuenta que no se debe premiar ni aceptar un mal comportamiento.

Por ejemplo, #AnaTerremoto nos hizo una pataleta fuerte porque le pedimos que se esperara un momento y de llorar se convirtió en gritos descomunales a patear la silla y a pegar cada vez que uno trataba de tocarla. Después de pedirle varias veces que se tratara de calmar y de tratar de hacer los ejercicios de respiración que hacemos con ella cuando está así, le dijimos que nos íbamos a la casa en vez de hacer lo que íbamos a hacer, al llegar a la casa nada más hicimos bajarla del carro y se tiró al piso del estacionamiento y siguió gritando y pateando más alto de lo que ya venía haciendo. Yo trato mucho de entender que aveces ni uno sabe como expresar los enojos que uno tiene pero lo que no puedo aceptar y no le aceptaré jamás son los gritos (de esos que terminas ronco después), golpes y patadas y que ella tomara esa acción tubo una consecuencia y fue que no salió a pasear.

Pero por otro lado, cuando tiene accidentes (se orina encima) trato mucho de recordarle que el pipí se hace en el potty y no encima y que tiene que estar pendiente de cuando siente las ganas para ir corriendo al baño.

También te puedo dar un ejemplo de otra pataleta que no se tornó en una pesadilla: la recogí de la escuelita hace unos días y estaba lloviendo a cantaros, y lo primero que ella me dice es que necesita su paraguas y yo le explique varias veces que como estábamos en el carro no era necesario abrir un paraguas ademas de que se podía lastimar si abría su paraguas en el carro, a lo que respondió con una pataleta por el paraguas. Le puse música en el carro y le pedí que respirara hondo y contara conmigo y para mi suerte lo hizo y se logró calmar; ya una vez calmada opté por explicarle nuevamente que el paraguas no se puede usar ni dentro del carro ni dentro de la casa porque es peligroso y porque adentro estábamos protegidos de la lluvia.

Es importante que como papás sepamos que, aunque molestan las regresiones, es importante:

  • NO perder la paciencia
  • NO burlarnos de nuestros hijos
  • NO recalcarles que ya son niños grandes y que se comportan como bebes
  • NO reforzarles las malas conductas
  • SI mostrar que se entiende lo que pasa
  • SI dedicarles más tiempo

Al final del día, tu hijo necesita de ti y aunque tu sepas que siempre estarás para él, él probablemente no lo sepa y en mi caso #AnaTerremoto siente que los cambios que han empezado a pasar por el embarazo le han causado cierto desajuste en su día a día y eso la tiene fastidiada y sin saber como reaccionar. Hay días donde solo quiere apapachos y eso es o que hago, la apapacho hasta que me diga que ya esta bien. Hay días donde solo necesita un buen llanto y se lo permito también siempre tratando de estar presente para ella y que ella sienta que puede buscarme siempre que lo necesite.

Ojo, siempre debes tomar en cuenta de que si estos comportamientos continúan por varios meses lo mejor que puedes hacer es consultar con tu pediatra sobre como proceder porque aunque sean normales las regresiones no es normal que el niño actué así por varios meses.

lonely-604086_1920

Para más información sobre las regresiones busca estos artículos:

Slds,

S.O.S. Mamá en Apuros

Anuncios