Abrazos de Oso

Mis papás, aunque me quieren un montón, nunca fueron de demostrar mucho cariño y la verdad es que ni mi hermano ni yo somos de demostrar mucho cariño, o por lo menos no con tanta facilidad. Soy muy de mi espacio personal y, aunque ya no me molesta tanto, me cuesta acercarme así a las personas de esa manera.

Con #AnaTerremoto todo cambió. Ana es una niña que, aunque no le gusta que la toquen mucho y sus muestras de cariño son para personas muy específicas, es una niña que le encanta repartir abrazos a los que quiere. Con ella me di cuenta que es un comportamiento aprendido. Ana ve a Arturo darle abrazos a su familia y para ella es un comportamiento normal, por más que ella disfrute de su espacio personal, para ella darnos un abrazo es una manera más de conectar con nosotros.

Me he dado cuenta lo mucho que Ana observa e imita. Ana un día vio que Arturo me daba un abrazo porque estaba triste y aunque chilló porque él me estaba tocando, se le grabó en la cabeza. Semanas después, yo tuve un mal día en casa con ella y me puse a llorar y ella se me quedó viendo un rato y de la nada se acerco a abrazarme y me pedía que no estuviera triste que ella estaba conmigo. Eso me hizo pensar en lo mucho que uno puede recibir de un abrazo, desde un consuelo hasta un te quiero.

¿Por qué son importantes lo abrazos?

  1. Fortalecen las relacion es con las personas.
  2. Dan seguridad y confianza
  3. Relajan
  4. Estimulan la autoestima
  5. Dan felicidad
  6. Reducen el estrés
  7. Mejora el estado de ánimo

Con Arturo y con Ana he aprendido a dar abrazos y a aceptarlos, y tengo que admitir que no hay día que no trate de abrazarlos pues me llena de mucha alegría poder transmitirles algo con un acto tan sencillo como un abrazo.

Ya sabes, no tengas miedo a demostrar cariño mediante un abrazo, aveces eso es todo lo que uno necesita.

 

Slds,

S.O.S. Mamá en Apuros

 

SaveSave

Anuncios

La Semillita

Libro: The Tiny Seed

Autor: Eric Carle

En este cuento, Eric Carle, nos lleva en un recorrido donde acompañamos a una semillita hacer un recorrido hasta convertirse en una hermosa flor.

En mi casa somos amantes de las historias de Eric Carle, no solo por las hermosas ilustraciones sino también por las pequeñas enseñanzas que se pueden encontrar de maneras tan sencillas.

En este cuento vemos como la semilla de una flor, es llevada a travez de paisajes divinos por el viento, y a pesar de ser las más chica del grupo logra desarrollarse en la flor más grande. Para mí, este cuento les puede enseñar a los niños sobre la importancia de perseverar en lo que quieren, el no rendirse por más difícil que sea el camino, además del cambio que pasa una semilla hasta convertirse en una flor.

Trato con este libro que #AnaTerremoto vea que aunque aveces le cuesta hacer cosas, si lo sigue intentando lo logrará. Por el tema del libro, he tratado de leérselo después de pasar por uno de sus momentos de enojo porque algo no le sale, y uso la situación como ejemplo porque siento que de esta manera puede ver la situación y entenderla mejor.

Actividades:

Este edición del libro la compré en Amazon, pero también la puedes encontrar en Barnes&Noble y en Book Depository.

Slds,

img_0572

Las Meriendas de la Semana #10

Lunes

  • Agua
  • Donita de Pumpkin Spice (@deliciouslyhappypty)
  • 1/4 de pepino en rodajas
  • 1/4 de taza de blueberries
  • 1/4 taza Pretzel Chips
  • Jugo de Naranja-Piña casero en proporciones 1:1

Martes

Miércoles

Jueves

Viernes:

Slds,

img_0572

Las Meriendas de la Semana #9

Miércoles

  • Agua
  • 1 rebanada de queso Mozzarella Rimith en rollitos
  • 1/4 taza de blueberries
  • 1/4 taza de New York Style Sea Salt Pita Chips
  • 1/4 taza de zanahoria cocida
  • Banana Bread Smoothie

Jueves

Viernes

Gracias a Happy Verde por el super regalito de cumpleaños de #AnaTerremoto. Por si no has escuchado de sus productos, te recomiendo que le des un vistazo a su página web, en la cual también podrás comprar los mismos sin ningún problema.Slds,

Repartiendo Besos y Abrazos

¿Alguna vez te has encontrado en la situación donde le dices a tu hijo(a) que salude a una persona con un besito o un abrazo y el(la) te contesta un rotundo NO? Yo si y bastante más a menudo de lo que me gustaría admitir.

Tengo que confesar que al comienzo me ponía furiosa y le llamaba la atención y le decía que saludara, hasta que un día alguien me dijo no la obligara porque podía ser que no se sentía cómoda. Al escuchar esto me quedé en shock, fue como si me tiraran un balde de agua fría encima y es que como era posible que yo, siendo la mamá, no había pensado en eso.

Me costó mucho entender esas palabras puesto que a mi me enseñaron que por educación tenía que saludar, pero luego me vienen unas palabras que mi hermano me dijo una vez: “para que saludar si no te cae bien”. Mi hermano siempre ha visto las cosas desde esa perspectiva, incluso desde niño el decía que no entendía porque tenía que darle besitos a todo el mundo ya que los besitos y abrazos eran para los que el quería o tenía cierto aprecio. Incluso hoy día, los abrazos y muestras de cariño de mi hermano son para personas muy específicas. Todo esto me hizo pensar en el porqué obligamos a nuestros hijos a saludar de besos y abrazos incluso cuando no se sienten cómodos. ¿Por cortesía? ¿Por educación? ¿Para no quedar mal? Todo eso se puede resolver con un hola o que muevan la manito como saludando.

No lo niego, hay personas que les sigue pareciendo grosería no obligarla dar el besito o el abrazo que pidieron, incluso hay personas que me han dicho “mejor que aprenda ahora porque si no le va a ir mal en la vida”. Mi respuesta a eso es que no es cierto, cada niño tiene su forma de ser y uno como papá tiene que aprender a respetarlos, hay niños que son super cariños y reparten besos y abrazos a diestra y ziniestra y eso esta bien pero tambien hay niños que no le gusta dar besos y abrazos por x o y motivo y tambien esta bien.

 

Ojo, no digo que es fácil la situación y sé que aveces da un poco de pena, pero cuando le demostramos a nuestros hijos que entendemos, tienden a ser más receptivos a lo que se les dice. Por ejemplo: un día, estábamos paseando por el mall y una señora bastante mayor se nos acercó, me dijo que Ana era una niña linda y medio que trató de acercársele y ella le gritó que no, y me dijo no gusta señora, yo me mantuve tranquila me agache y le dije que esta bien pero que no tenía que gritar que solo tenia que decir que no gusta o no quiere y gracias.

Aún sigue gritando cuando se le acercan pero pienso que es cuestión de perseverancia y no estresarse, enseñarle que se le respeta pero que no hay necesidad de gritos ni pataletas, pero también enseñarle educación. La realidad es que uno puede saludar sin tener que dar besos y abrazos.

Aprendí que no es el fin del mundo si mi hija no le quiere dar besitos a todo el que se los pide y si a los demás no les gusta, lastimosamente no puedo hacer nada, porque no voy a obligar a mi hija a hacer algo que claramente le incomoda. Cuando ella se siente lista, ella da besitos y abrazos y no la forzaré a hacerlo cuando no se siente lista, lo que si es que tengo que enseñarle a decir que no quiere de una mejor manera.

¿Tu como lidias con el tema?

Slds,

img_0572

Skipy Un Pececito Diferente

Libro: Skipy un Pececito Diferente

Autor: Sally Hopgood

Ilustrador: Tracey Tucker

Este hermoso libro trata de un pececito que es muy diferente a los demás peces en el mar. Skipy, aprende que ser diferente no tiene nada de malo y aceptando sus diferencias se da cuenta quien de verdad es y hace nuevos amigos.

Este libro les enseña a los niños a aceptar sus diferencias y las de los demás, también les enseña que no se necesita ser alguien más para poder hacer amigos puesto que es mejor ser uno.

Actividades:

Slds,

S.O.S. Mamá en Apuros

SaveSave

SaveSave

Las meriendas de la semana – Tips

He montado tantas meriendas este año que creo que ya debería hacer un canal de YouTube para mostrar como las armo… y es que me entretiene tanto que el día que no las hago siento que me hace falta algo.

Pero una cosa es lo mucho que me gusta a mi armar esas meriendas y la otra es que tanto Ana se come de las mismas. La verdad es que no todo el tiempo la lonchera regresa vacía y depende de muchas cosas que se coma todo o nada… Ella hoy pudo haberse merendado un emparedado de PB&J y mañana me dice que no le gusta, así como hoy puede amar el colado de banano y pasado detestarlo. Por eso es que trato de ponerle 4 cosas para asegurarme de que algo se come y aún así hay días en los que la lonchera regresa igual a como se fue.

IMG_1510.JPGAl comienzo me molestaba porque no entendía como era posible que ella podía comer algo hoy y mañana ya no lo quería, tampoco entendía como era posible que en la escuela no comía ciertas cosas y en la casa si y vice versa, pero aprendí a no volverme loca.

Se olvida muy rápido que ellos aún están descubriendo que sabores y consistencias prefieren y que les gusta y que no les gusta. Se que es difícil no asumir que el niño esta siendo caprichoso, la verdad es que siento que tan chicos no entienden eso, aunque me podría estar equivocando.

Te dejo unos tips que me han funcionado para la hora de preparar la merienda:

  1. Toma en cuenta las preferencias de tu hijo. Ejemplo: si le gusta las cosas dulces trata de ponerle frutas y/o snacks saludables que tengan un sabor dulce, y de la misma manera si le gusta lo salado
  2. Si se puede, preparar las meriendas con tu hijo. Esto no lo hago muy seguido pero cuando lo hago, Ana se divierte un montón y sale super contenta de la casa con su lonchera y la gran mayoría de las veces si se come su comida.
  3. Ponles cosas nuevas: hay veces que no les gusta como huele o se ve algo y por eso no lo prueban, pero trata de ponérselos varias veces en pequeñas cantidades, hasta que la curiosidad se les despierte y lo quieran probar. Ojo, trata de ponerle una cosa nueva a la vez y si al final no lo quiso probar, siempre puedes intentar unas semanas después y no pasa nada.
  4. No los obligues, esto viene atado al punto anterior. Si le pusiste 1 semana entera trozos de apio y te dice que no le gusta, después de probarlo, déjalo ser. Por experiencia propia se que no llega a nada obligar a un niño a comer algo que no le gusta.
  5. Trata de que las loncheras estén llenas de color; mas que formas, los colores les llaman más la atención y entre más vibrantes y variados los colores mejor.
  6. Sin premios ni castigos, si se come la merienda bien y si no también, el regañarlos porque no se comen la merienda no sirve de nada en la mayoría de los casos y más es la rabia que uno pasa que ellos.
  7. Variar la lonchera, no le pongas las mismas cosas todos los días porque se empiezan a aburrir. Estuve un tiempo poniéndole pasitas, pan con queso y bananas o blueberries todos los días como por 2 semanas y para la 3era ya no las quería ver ni en pintura.
  8. Dedícale tiempo y organízate: yo le dedico 20 minutos a preparar la lonchera de Ana y me di cuenta que cuando lo hacía apurada y sin ganas así mismo se veían las loncheras. Si desde un comienzo me organizo y se que tengo para ofrecerle a Ana para sus meriendas, todo fluye mejor.

Espero estos tips te sirvan y si tienes otro adicional, me lo dejas en los comments.

Slds,

S.O.S. Mamá en Apuros