Hace unos días escribí un post sobre el trabajo y la lactancia, y les comenté que era un tema algo sensible para mi. Creo que, hasta ayer, sábado 30 de enero,  fue que caí en cuenta que tan sensible el tema es para mí.

A ver, les explico. El día de ayer, como todos los sábados, traté de darle pecho lo más que pude a la gorda, el problema vino cuando para la segunda vez que intenté darle, yo nunca sentí que saliera algo; y así pues pasé todo el día tratando de darle de comer a mi bebe sin poder hacerlo por mucho tiempo antes de que ella se quejara, obviamente ya no salía mucha comida y terminada complementando con la fórmula.

No les puedo explicar el dolor, físico y emocional, que ha sido para mi darme cuenta que ya CASI no sale nada, siento como que se me partiera el corazón en mil y un pedazos. Si, yo sé, suena algo melodramático, pero es la realidad. Saber que dentro de poco ya no podré proporcionarle a mi bebe lo que más necesita en este momento, es algo que duele. Si, yo sé, existe la leche en polvo o fórmula, pero no es lo mismo.

La gente me sigue diciendo que es lo mejor, que no me preocupe, que ella estará bien con la fórmula, y aunque sé que es asi, me cuesta mucho pensar en el día en que le trate de dar pecho a mi bebe y no salga ni la gota.

Para serles totalmente sincera, lo que siento en este momento es algo nuevo. En un comienzo no veía el día en que pudiese regresar a usar mis brasieres normales para trabajar, comprarme uno que otra brasiere sexy para el hubby, regresar a usar esas camisas levemente ajustadas, o dormir sin brasiere sin miedo a manchar la cama; pero hoy día pensar en todo eso me causa algo de dolor, como ya les he comentado.

¿Cómo manejan esta situación? ¿Algún consejo?

Slds,

Una Mama en Apuros.

Anuncios