Una noche estaba acostada en mi cama con Arturo hablando y de la nada lo miro y le digo quiero una dona de Dunkin Donuts, Arturo me miró y me dijo mañana te la compro y recuerdo haberle dicho que necesitaba comerme la dona en ese preciso momento (eran eso de las 9pm) y mi pobre marido salió de la casa a buscarme la dona pensando que era un antojo de momento, cuando esto se repitió por varias noches seguidas caí en cuenta que estaba pasando uno de mis 1eros antojos durante mi 1er embarazo. Luego de las donas, empecé con ganas de comer comida picante y llegué a un punto donde siempre tiene Sriracha y ají chombo en mi nevera porque a TODO se lo quería echar, gracias a Dios nunca me hizo daño porque, aunque siempre me ha gustado la comida picante, nunca ha sido algo que me haya hecho salir de mi rutina para comer y menos tener salsa picante en mi nevera.

Tres años después me encuentro en el supermercado en la sección de galletas, buscando unas para la merienda de #AnaTerremoto cuando veo las Oreo Birthday Cake y sin pensarlo dos veces las metí en la carretilla. Hago constar que a mi NO me gustan las Oreo y antes de ese día NUNCA me habían llamado la atención tanto como para comprar el pack de 30 galletas. En estas me vi como por 1 mes antes mover al siguiente antojo, el cual, gracias a Dios, es mucho mas sano: fresas.

IMG_9764

He leído varias artículos sobre los antojos y el porqué de los mismos, y aunque no encuentre una teoría ya establecida, la gran mayoría de las personas concuerdan en que los antojos son la manera de tu cuerpo de pedirte algún nutriente que le hace falta. No es que si tu cuerpo te pide una barra de chocolate eso es lo que quiere, lo que probablemente tu cuerpo necesita es el calcio o grasas del chocolate. Los cravings son más que nada tu interpretación de lo que tu cuerpo necesita y está en ti tomar las decisiones más sanas o menos dañinas para tu cuerpo.

Te podrás imaginar lo mucho que aumenté a punta de donas a cada rato y es que me dejé llevar por el antojo y nunca me detuve a pensar que era lo que mi cuerpo pedía de verdad. Un antojo fuera de control puede tener varias consecuencias como sobrepeso, preclampsia, diabetes gestacional y problemas durante tu embarazo y labor de parto, y es bueno cuidar como y cuanto consumes del mismo.

¿Cómo puedes controlar los cravings y evitar sus consecuencias? Simplemente detente antes de dejarte llevar y analiza tu antojo. Ejemplo: mueres por un helado de fresa pero lo que podrías querer es la misma fruta por lo cual podrías optar por comerla sola o si es la mezcla de la cremosidad del helado con el sabor a fresa podrías optar por un sorbeto de fresa o por yogurt con fresas picadas o incluso o batido de fresas con yogurt o leche. No digo que no te dejes llevar debes en cuando, lo que te aconsejo es que cuides muy bien ese antojo y si puedes substituirlo, mucho mejor.

DmV2SevXcAEgmTG.jpg-large

Por otro lado, hay otro tipo de antojos que no son alimenticios (crayones, tierra, pintura, etc.) y a esto se le conoce como pica y no es exclusivo del embarazo (se de adultos comiendo goma y chupando marcadores) y hay que tener mucho cuidado con estos antojos, especialmente durante el mismo pues pueden ser super peligrosos no solo para ti, sino para tu bebe también. Mi consejo es que si de la nada sientes ganas de comerte un crayón te detengas y le escribas a tu doctor de una vez para que te aconseje como proceder.

Lo importante siempre es estar consciente de que lo que se te antojó comer y como puedes buscar o incluso hacer la versión más sana. Aunque de vez en cuando pecar con ese antojito que tienes no tiene nada de malo, por lo menos a mi me vuelven loca las fresas con leche condensada y aunque lo evito mucho termino comiéndome un bowl de yogurt con granola y fresas, de vez en cuando también me lo permito.

fullsizeoutput_452f.jpeg

Info: WebMD, HealthLine, Pregnancy Birth&Baby, Parents, BabyCenter, The Bump.

Slds,

S.O.S. Mamá en Apuros

Anuncios